Harvard y la vida de casado<span class="wtr-time-wrap after-title"><span class="wtr-time-number">2</span> minutos de lectura</span>

Harvard y la vida de casado2 minutos de lectura

Ojito, que vamos a echar mano de un informe de la Universidad de Harvard, eh… Aunque podría ser de cualquier otra, sinceramente. Porque no hay como echar mano de un estudio para vender las bondades de una cosa, la necesidad de otra, o lo mal que nos comportamos casi todos en ciertas cuestiones. Por ejemplo lo de reciclar. Qué mal se nos da lo de reciclar, aunque ciertamente hemos mejorado bastante en los últimos años. Al menos en España.

En ocasiones los hombres somos un poco exagerados. Por ejemplo, cuando nos duele algo. La parienta nos mira de una manera en la que se lee entre líneas: si tú supieras, parece decir sin hablar…

Y no digo nada si hemos pasado por el altar o el alcalde de turno ha oficiado la ceremonia por la cual nos hemos convertido en seres casados…

Cómo cambia el cuento, ¿Verdad? Eso al menos dicen las malas lenguas. Yo, como el del chiste, estoy Súper feliz.

Pero un estudio de este calado, de una de las universidades más prestigiosas del mundo, no puede ser obviado. No es moco de pavo que esta institución de Massachusetts, llamada Harvard (Jarbar) haya lanzado este mensaje (puedes imaginar que es una coña marinera…)

Pero, oye, nada, sólo estamos hablando de un centrito privado que va camino de los cuatro siglos de historia. Por ella pasaron personajillos (esto es ironía*) como Barack Obama o Bill Gates, es para tenerlo en cuenta…

Yo presenté solicitud, pero al final lo descarté por lejanía -nuevamente la ironía se ha apoderado de mi espíritu humorístico, que está bajo de defensas-.

¿Que nooo?

*Todo es ironía en este blog.

Puedes leer más chistes en www.chistestuiteros.com.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.